¿Sabías qué?

El 90% de los casos de anorexia se dan en chicas. Leer más...

Últimas noticias

Finalistas del Certamen Fotográfico 2017

19 de Mayo de 2017

El jurado del certamen ha seleccionado los siguientes 12 finalistas en la categoría de Jóvenes de 12 a 25 años
 
Título de la fotografía: Querer es poder
Autor: Laia Solé Sola
 
Título de la fotografía: Aïllament
Autor: Anna Alcaraz Weisz
 
Título de la fotografía: Protección
Autor: Cèlia Vélez Marimon
 
Título de la fotografía: Prisionera
Autor: Carolina Barba Calviño
 
Título de la fotografía: Mirant cap endavant_1
Autor: Blanca Munt Aguilar
 
Título de la fotografía: Ploma
Autor: Sara Flores Ch'nitef
 
Título de la fotografía: Els meus dimonis i jo_1
Autor: Victoria Ardiles
 
Título de la fotografía: Cambra obscura
Autor: Ester Rebollo De Sandoval
 
Título de la fotografía: Esperit de Superació
Autor: Anna Alcaraz Weisz
 
Título de la fotografía: Saltant obstacles
Autor: Alex Mínguez Amat
 
Título de la fotografía: Escala d'Ombres
Autor: Claudia Xaubet Lazaro
 
Título de la fotografía: Més Que Un Somni
Autor: Maria García Martínez
 
El jurado del certamen ha seleccionado los siguientes 12 finalistas en la categoría de Adultos mayores de 25 años
 
Título de la fotografía: Espíritu burlón
Autor: Arantxa Peláez Ortuño
 
Título de la fotografía: El ejército de las sombras
Autor: Jaime Mas Gómez
 
Título de la fotografía: Teranyina
Autor: Ana Aguilera Molina
 
Título de la fotografía: Homenatge a Virginia Wolf
Autor: Mercè Amat Cintas
 
Título de la fotografía: Sombra 2
Autor: Xavier Xaubet Serra
 
Título de la fotografía: Inocència
Autor: Mª Glòria Saló Rovira
 
Título de la fotografía: Embolic_1
Autor: Pere Teixidor Rifa
 
Título de la fotografía: Incomunicación
Autor: Arantxa Peláez Ortuño
 
Título de la fotografía: Las apariencias engañan
Autor: Jaime Mas Gómez
 
Título de la fotografía: La llum que ens guia
Autor: Francesc Mas Solé
 
Título de la fotografía: Només apropant-hi els podràs conèixer
Autor: Artur Martí De Dalmau
 
Título de la fotografía: Homenatge a Sylvia Plath
Autor: Mercè Amat Cintas
 
La entrega de premios tendrá lugar el lunes 29 de mayo de 2017 a las 18:00 horas en el CCCB, Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, Sala Mirador (C/Montalegre, 5). 
 
El aforo es limitado y será necesario inscribirse para poder asistir. Es posible inscribirse a través del siguiente enlace: www.inscriu.me/ca/acte-de-lliurament-de-premis-del-certamen-fotografic-2017. El proceso de acreditación de los asistentes al acto se llevará a cabo entre las 17:30 y 18:00 horas. 
 
EXPOSICIONES DE LAS FOTOGRAFÍAS FINALISTAS
 
CENTRE CÍVIC PERE QUART
C/ Comandant Benítez, 6 (Les Corts), del 30 de mayo al 16 de junio.
 
CASAL DE JOVES CASA SAGNIER
Jardins d’Enric Sagnier. C/ Brusi, 61 (Sarrià-Sant Gervasi), del 19 al 30 de junio.
 
CENTRE CÍVIC PATI LLIMONA
C/ del Regomir, 3 (Ciutat Vella), del 3 de julio al 9 de septiembre.

Los menores pasan cinco horas diarias con el móvil y casi el 20%, más de seis

19 de Mayo de 2017

Crece el juego patológico online mientras se dispara el riesgo de adicción
(Publicado por CELESTE LÓPEZ en La Vanguardia 12/05/2017)

No hay que alarmar a nadie, pero sí alertar: casi un 20% de los menores hacen un uso abusivo del móvil entendiendo como tal el hecho de que superan las 6 horas diarias. La gran mayoría, según explican los expertos, irán moderando su uso a medida que cumplan años, aunque otros tendrán problemas, señala el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín.
 
De hecho, desde el año 2013 se observa “cierta tendencia al alza en la demanda por abuso” de tecnología de la información. Prueba de ello es que Proyecto Hombre ha atendido en apenas cuatro años a 128 personas. El perfil tipo responde a un chico de 16 o 17 años, estudiante, con problemas de comportamiento, sin otras adicciones asociadas y que acude a esta oenegé porque su familia solicita ayuda. El 58% de los casos demanda tratamiento por problemas de comportamiento, conflicto familiar, fracaso escolar, falta de habilidades sociales y agresividad.
 
Estos son algunos de los datos que se expusieron ayer en las jornadas Sumergid@s en el mundo digital. Un nuevo reto, organizadas por Proyecto Hombre, en las que se hizo pública una investigación de la Universidad de Cádiz (2016)
que señala que la conexión a interet se realiza mayoritariamente a través de los smartphones, que utilizan de media cinco horas al día. La actividad principal es la de chatear (el uso como teléfono se encuentra en cuarta posición).
Otro estudio, este realizado por Proyecto Hombre Valladolid durante el curso 2015-2016 y en el que participaron 1.156 estudiantes, revela que el 20% reconoce hacer un uso abusivo del móvil. Además, un 80% conoce casos de ciberbullying en su entorno; el 90% reconoce que tiene a “amigos” en sus redes sociales que no conocen en persona y un 30% de los jóvenes ha recibido imágenes de sexting en su móvil de otros menores de la ciudad.
 
Pero, ¿cómo saber si un menor abusa de la tecnología? Desde Proyecto Hombre aseguran que cuando se aprecian en el menor dificultades en las relaciones sociales (aislamiento social y déficit en el desarrollo de habilidades interpersonales), alteraciones en el comportamiento (abandono de tareas, apatía, pasividad por el entorno, desorden de horarios, alteración del sueño, conflictividad familiar, conductas pre delictivas…) y trastornos emocionales (inestabilidad emocional, falta de motivación).
En las jornadas se alertó, sin embargo, de la presencia cada vez mayor de los menores apostando en los juegos online, actividad que sí puede conducir a una dependencia. Mariano Chóliz, experto en Adicción al juego y adicciones tecnológicas, de la Universidad de Valencia, explicó que una investigación realizada en 900 menores (15-17 años) recoge que el 75% reconocer haber jugado online, pese a que está prohibido. Otro dato: el 45% de los jugadores patológicos en el 2015 tienen menos de 26 años. Antes de la legalización de estos juegos, en el 2011, representaban tan solo el 3,8%.

Para acceder a la noticia: aquí.

¿Qué empuja al adolescente al abismo?

19 de Mayo de 2017

(Publicado por JOSÉ R. UBIETO en La Vanguardia 15/05/2017)

Nadie sale de la adolescencia sin superar unas pruebas. Son los ritos de paso que implican siempre tres momentos. Primero hay que salir de lo familiar, abandonar los juguetes infantiles para encontrar otros modos de satisfacción, más acordes con el nuevo cuerpo, ahora ya púber y sexualizado. En algunas culturas esto suponía dejar la tribu e irse lejos. En otras, pasar de la autoridad del padre a la del maestro o patrón, en calidad de aprendices. Y hasta hace unas décadas, la mili, para los varones, o el servicio fuera de casa, para las mujeres, servían también de ritos de paso.
 
Hoy las cosas son diferentes, la adolescencia se alarga y la sociedad no ofrece ritos pautados. En la cultura del do it yourself cada uno se las apaña para inventárselos. El popular interraíl, al término del bachillerato, el Erasmus, los años sabáticos en el extranjero o las fugas temporales parecen cumplir con esa función de alejamiento de lo familiar.
 
El segundo tiempo del rito es la exposición a pruebas que verifiquen la capacidad del chico/a para hacerse adulto y le permitan habitar ese cuerpo rebelde que no deja de emitir signos extraños (excitaciones, malestar) para los que no tiene respuestas claras. Las pruebas hoy incluyen domesticar ese cuerpo para controlarlo. Para eso lo musculan, lo adelgazan, lo tunean, lo intoxican... Prácticas corporales que incluyen exponerse a ciertos riesgos y peligros.
 
¿Quién establece hoy las pruebas si la autoridad de maes­tros, padres y líderes sociales cuenta cada vez con menos reconocimiento por parte de los adolescentes?
 
Parece que ellos tienen un nuevo interlocutor en competencia con los tradicionales: el Otro digital. Es en la red donde los adolescentes buscan, cada vez más, encontrar su lugar en el mundo, tercera fase de todo rito. Allí cuelgan sus fotos como tarjeta de presentación y tratan de hacerse así un nombre y una popularidad a golpe de likes.
 
Y es allí también donde buscan las pruebas para superarlas. Un administrador anónimo –no importa quien sea, basta con que dé las órdenes– les procura este nuevo rito de paso. No buscan una nueva autoridad en la red, tan sólo obtener una inscripción que, al ser efímera y volátil, marca de lo digital, produce identidades precarias y líquidas.
 
¿Quién llega hasta el final, que puede incluir, como en el juego de La ballena azul, su propia desaparición? Afortunadamente, pocos, aquellos cuyas dudas sobre la posibilidad de encontrar ese lugar en el Otro los empuja al abismo. La tentación de arrojarse, como un objeto sin valor, surge cuando las respuestas que el adolescente encuentra en su búsqueda de una identidad sexual y en su pregunta por su valía (para él mismo y para los otros) le resultan muy insatisfactorias.
 
Se identifica así un objeto vacío que no encuentra una justificación clara a su existencia. Para algunos, incluso, puede ser la única salida a una certeza delirante y muy firme acerca de su destino.

Para acceder a la noticia: aquí.

La información presente en la página web no reemplaza la relación médico-paciente, sino que la complementa. En caso de duda, se debe consultar siempre con el médico de referencia.

El Butlletí

Suscríbete a nuestro boletín

Si quieres recibir el boletín del Espai Jove, dónde encontrarás información y actividades relacionadas con nosotros, rellena este simple formulario.

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació