logo.8.png

¿Sabías qué?

El consumo y el abuso de sustancias pueden desencadenar estados emocionales de riesgo y trastornos mentales. Leer más...

Artículos

Mi bienestar emocional

En nuestra sociedad tenemos mucha información sobre recomendaciones y consejos que nos permiten cuidar nuestra salud física. En cambio, no hay mucha información relacionada con nuestro bienestar emocional, que es igual de importante para disfrutar de la vida y ser felices. Nuestro programa comunitario Espai Jove pretende mejorar los conocimientos de la población sobre la salud mental.

Esta sección te permitirá comprender qué es la salud mental, como nos afecta el estrés y qué estrategias te pueden ayudar a encarar de mejor manera las dificultades del día a día. Para mantener una buena la salud mental tenemos que prestar atención a diferentes aspectos de la vida como el cuidado de nuestro físico, mantener una valoración realista sobre uno mismo y establecer unas relaciones sociales saludables con los demás, ya sean familia, amigos u otras personas.

Si te interesa revisar las recomendaciones sobre hábitos de salud respecto a la alimentación, el descanso, el ejercicio u otros, te proponemos que vayas al siguiente apartado Salud y Riesgo en SM. Aquí nos centraremos en cómo mejorar la parte social y de relación con las personas de nuestro entorno.

Muchas veces señalamos al resto de personas como extrovertidas o introvertidas y damos por supuesto que no pueden cambiar su estilo de relación. La realidad es que la manera en que nos relacionamos con los otros está ligada directamente con nuestra manera de pensar, que tiene cierta flexibilidad. En la ficha Habilidades sociales encontrarás descritas algunas conductas que pueden mejorar la interacción con los demás. Habrán algunas acciones que ya llevas a cabo habitualmente y nosotros te proponemos que pongas a prueba aquellas otras que no prácticas y ver el resultado que dan.

Es importante que recuerdes que todas las personas podemos mejorar nuestras capacidades sociales mediante el entrenamiento. Esta no es una tarea fácil y puede comportar un esfuerzo importante para no hacer caso de aquellos pensamientos negativos que nos pueden pasar por la cabeza: “si digo esto, se reirán de mí...”, “mi opinión no tiene valor...”, “no me ha saludado porque no le caigo bien”,...y otras muchas interpretaciones negativas que pueden provocar que reduzcamos el contacto, incluso llegando al aislamiento total...la pregunta es: ¿Eres capaz de aprender y ponerte a prueba?

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació