logo.home.png

¿Sabías qué?

El trastorno límite de la personalidad es una alteración severa de las características de la personalidad y del comportamiento de los individuos. Leer más...

Conductas saludables

Una buena alimentación es la base para una buena salud. Si hay una carencia de cualquier nutriente, nuestro cuerpo no podrá funcionar adecuadamente.

Entre los órganos más sensibles a una alimentación inadecuada está el cerebro. Cada vez hay más estudios que relacionan determinados nutrientes con su funcionamiento.

Para empezar, tenemos que hacer mención a la hidratación. El agua es el componente más abundante del cuerpo, por lo tanto es vital una ingesta abundante de manera diaria. De media una persona tendría que beber cada día entre 6-8 vasos de líquidos.

Vemos qué otros consejos sencillos pueden mejorar nuestra alimentación:

  • Desayunar cada mañana antes de iniciar la jornada escolar.
  • Comer regularmente a lo largo de todo el día (entre 4-5 comidas diarias).
  • Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición.
  • ¿Qué tenemos que tomar diariamente?
    1. Alimentos vegetales como fruta, verdura, legumbres y fruta seca.
    2. Pan y derivados de los cereales como la pasta, arroz y productos integrales.
    3. Productos lácteos como la leche, yogures y quesos.
  • Incluir pescado azul en nuestra dieta (aporta ácido graso Omega 3).
  • ¿Qué tenemos que reducir o tomar con moderación?
    1. Carne roja, como parte de guisos y otras recetas.
    2. Huevos.
    3. Comidas y bebidas con alto contenido en azúcar como chocolate, refrescos, helados o productos de pastelería.
    4. El consumo de alcohol se tiene que ajustar a unos límites recomendados en función de la edad (ver ficha conductas de riesgo para más información).

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació