logo.8.png

¿Sabías qué?

Está recomendado realizar 30 minutos de actividad moderada un mínimo de 5 veces por semana. Leer más...

Conductas saludables

Dormir es fundamental para nuestra salud, tanto como una buena dieta o la práctica de ejercicio físico. Un sueño reparador no sólo mejora nuestra capacidad de aprender, concentrarnos y ser más productivos, sino que además afecta nuestro humor, el peso y los niveles de energía. Por ejemplo, una noche sin dormir reduce nuestra capacidad de asimilar conocimientos nuevos al día siguiente en un 40%.

De media un joven tendría que dormir un mínimo de 9 horas durante la época de crecimiento adolescente. Esto es debido al mayor gasto energético que se da en esta etapa de la vida respecto a otros momentos vitales.

Algunos cambios en nuestros hábitos pueden favorecer y mejorar la calidad del sueño:

  1. Mantener un patrón de sueño regular, yendo a la cama y levantándonos a la misma hora.
  2. Hacer una cena ligera y no demasiado tarde.
  3. Hacer alguna actividad relajante antes de ir a la cama como ducharse o escuchar música relajante.
  4. Tomar un vaso de leche o una infusión caliente.
  5. Que la habitación esté a oscuras, en silencio y con una ventilación y temperatura adecuadas.
  6. Realizar ejercicio físico regularmente pero no muy tarde por la noche (como mínimo 3 horas antes de ir a la cama).
  7. No hacer siestas de más de 30 minutos.
  8. No consumir cafeína, alcohol y drogas por la noche.
  9. No mirar la TV, utilizar el ordenador o escuchar la radio en la cama.

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació