logo.3.png

Sabies què?

Hi ha 2 tipus de trastorns depressius. Llegir més...

Notícies

Una setmana sense xarxes socials pot millorar la salut mental

19 de maig de 2022

(Publicat a Eldiario.es, 9 de maig de 2022 per Carlos del Castillo)
Desconnectar set dies de les xarxes "pot conduir a millores significatives al benestar, la depressió i l'ansietat", assenyalen els autors d'una investigació publicada a la revista 'Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking'
Pasar una semana alejado de las redes sociales puede tener un “significativo” impacto en la salud mental, ayudando a reducir los niveles de ansiedad y depresión, así como ayudar a mejorar el estado de ánimo. Es la principal conclusión de un nuevo estudio que ha analizado si una desconexión de unos días de Facebook, Instagram, TikTok y Twitter puede ser suficiente para tener efectos positivos relevantes para los usuarios que las usan una hora o más al día.

El análisis de los investigadores muestra que esta parada puede producir un beneficio inmediato en el bienestar mental, según los resultados que han publicado en la revista Cyberpsychology, Behaviour and Social Networking. Además, estos efectos son independientes de la edad del usuario, ya que no se han hallado diferencias significativas entre los participantes del estudio (que tenían entre 18 y 72 años).

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores separaron a los participantes en dos grupos. Uno de ellos se estableció como el grupo de control, mientras que al otro se le pidió que redujera al máximo su exposición a las redes sociales. Todos los participantes hacían un uso diario de ellas, acumulando un tiempo medio de uso de unas ocho horas a la semana.

A los miembros del grupo de intervención se les aconsejó desinstalar las apps de Facebook, Twitter, TikTok e Instagram durante la semana del estudio, cerrar las sesiones abiertas en los navegadores o utilizar bloqueadores de aplicaciones. No obstante, estas medidas no eran obligatorias, y finalmente los participantes del grupo de intervención registraron un uso medio de redes sociales de unos 21 minutos durante esa semana.

Los investigadores hallaron que esa semana de reducción casi total de la exposición a las redes sociales “puede conducir a mejoras significativas en el bienestar, la depresión y la ansiedad”. En concreto, registran una mejora de 4,9 puntos en el estado de ánimo, así como un descenso de 2,2 en los síntomas de depresión y un 1,7 en los de ansiedad.

“Hacer scroll en las redes sociales es tan omnipresente que muchos de nosotros lo hacemos casi sin pensar desde que nos levantamos hasta que cerramos los ojos por la noche”, señala el director de la investigación, Jeffrey Lambert, de la universidad británica de Bath. “Sabemos que el uso de las redes sociales es enorme y que cada vez hay más preocupación por sus efectos sobre la salud mental, así que con este estudio queríamos ver si simplemente pedir a la gente que se tomara una semana de descanso podía producir beneficios para la salud mental”.

“Muchos de nuestros participantes informaron de los efectos positivos de no utilizar las redes sociales, con una mejora del estado de ánimo y menos ansiedad en general. Esto sugiere que incluso un pequeño descanso puede tener un impacto”, señala el investigador: “Por supuesto, las redes sociales forman parte de la vida y, para muchas personas, son una parte indispensable de su identidad y de su forma de interactuar con los demás. Pero si pasas horas a la semana haciendo scroll y sientes que te está afectando negativamente, podría valer la pena reducir su uso para ver si ayuda”.

Falta de investigación

Los resultados del estudio se alinean con otras investigaciones previas que han hallado evidencias de mejoras en la salud mental de las desconexiones cortas de las redes sociales. Otros análisis de este tipo han detectado que limitar el uso de las redes a solo 10 minutos por plataforma al día durante 3 semanas conducía a una reducción clínicamente significativa de la depresión en estudiantes universitarios, o que, paradójicamente, reducir el uso de Facebook hace que descienda la sensación de soledad.

No obstante, los investigadores de University of Bath destacan que existen “importantes lagunas” en la investigación del impacto de las redes sociales en la salud mental. “En particular, la noción de que las diferentes plataformas generan resultados psicológicos diferentes basados en las diferencias de sus características y posibilidades. Por ejemplo, nuestros resultados indicaron que la reducción del tiempo dedicado a Twitter y TikTok puede suponer un mayor impacto en la reducción de los síntomas de depresión, mientras que sólo TikTok media en la reducción de la ansiedad”, destacan.

También piden recalcan la necesidad de estudiar los efectos de períodos de desconexión más largos que una semana, así como con grupos de población vulnerables. Algo que no siempre es fácil dada la negativa de las plataformas a abrir sus sistemas a la auditoría externa.

Estudios internos

Los análisis internos de las compañías de redes sociales también señalan en esta dirección. En octubre de 2021, la extrabajadora de Facebook Frances Haugen reveló que la compañía maneja estudios propios que han detectado efectos negativos en la salud mental derivados del uso de sus plataformas. Según la documentación que puso a disposición del Senado de EEUU, el uso de Instagram provoca que una de cada tres adolescentes que lo usan tengan una peor imagen de su cuerpo. También denunció que la compañía sabe que entre un 5 y un 6% de los jóvenes de 14 años son adictos a esta plataforma, pero que su negativa a abrir sus datos a investigadores externos impide conocer la situación real.

Meta (propietaria de Facebook, WhatsApp e Instagram) denunció que Haugen “trabajó en la compañía menos de dos años” y que “la imagen” que dio de la compañía “es falsa”. “No tenía a gente a su cargo, nunca asistió a reuniones de toma de decisiones con altos ejecutivos y ha contestado hasta seis veces que no trabajó de manera directa en los asuntos por los que le preguntaron los senadores”, destacó la empresa. No obstante, tanto Facebook como el resto de redes sociales han impulsado medidas de autocontrol para que los usuarios puedan ser más conscientes del tiempo que pasan en ellas.

Las redes sociales más usadas en España son las tres de Meta, especialmente WhatsApp. Facebook e Instagram son las que cuentan con más implantación de las analizadas en el estudio, puesto que un 81,4% y 68,1% de los usuarios de Internet mayores de 15 años las usan, según el informe Beneficios y riesgos del uso de Internet y las redes sociales del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos. El 9% de los usuarios de Instagram pasan más de cuatro horas al día en la plataforma. Tanto Facebook como Instagram cuentan con un apartado en el panel de usuario denominado “tu actividad” en el que se puede consultar el tiempo invertido y configurar tiempos máximos de uso.

La implantación de TikTok no es tan grande (la usa aproximadamente un cuarto de los internautas) pero sí destaca por el hecho de que consigue retener la atención de sus usuarios durante más tiempo. Más del 50% la usa más de una hora al día y un 10%, más de cuatro. Desde la compañía explican a este diario que “en los ajustes de privacidad y seguridad de TikTok, lo usuarios pueden acceder al menú de 'desintoxicación digital', donde también pueden gestionar cuánto tiempo pasan en la aplicación y qué tipo de contenidos se muestran. De esta manera, facilitamos a nuestros usuarios, y sobre todo a los menores de edad, que desarrollen hábitos digitales positivos”.

Desde Twitter (usada por un 41% de los mayores de 15 años, de los que un 8% la usa entre dos y cuatro horas) exponen que han llegado a acuerdos con la organización Pantallas Amigas para “fomentar el uso responsable de la tecnología”, como reducir el uso del móvil. Fuentes de la red social también exponen que esta ha diseñado “recursos avanzados” para ayudar a personas que buscan información sobre el suicidio para intentar reconducirlas al sistemas de ayuda como el Teléfono de la Esperanza.

Més informació: aquí

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació